Terapia de Pareja

 
La vida en pareja puede llegar a ser realmente complicada, por mucho amor que exista entre vosotros, es posible que vuestras vidas se hayan enredado tanto que a pesar de intentar solucionar los problemas con mucho esfuerzo estos retornen una y otra vez como si de un boomerang se tratasen. 
 
Si os sentís identificados con esta o con las siguientes situaciones no dudéis en pedir vuestra cita y poneros "manos a la obra", trabajar por el bienestar de tu relación y con miras al amor es un trabajo maravilloso.
 
 
¿Problemas en la cama?
 
¿Tenéis la sensación de discutir una y otra vez el mismo tema sin llegar a solucionarlo nunca?
 
¿Las discusiones se han convertido en un elemento constante de vuestra relación?
 
¿Problemas de convivencia?
 
¿Los celos están haciendo daño a vuestra relación?
 
¿Hay situaciones que os disgustan, se repiten y no sabéis cómo manejar?
 
¿Habéis intentado superar una infidelidad pero no funciona? 
 
El asesoramiento de un profesional puede beneficiar mucho a la relación y agilizar que ambos os sintáis bien. 
 

Terapia de Familia

 
La familia es un conjunto que está en constante cambio. Sus miembros intercambian información, conviven, abandonan etapas de la vida para iniciarse en otras nuevas, en definitva, los miembros que componen la familia se exponen a modificaciones constantes, por ello la estabilidad familiar, en ocasiones, puede ser un reto para muchos de nosotros. 
 
Si en vuestra familia se ha instaurado una dinámica que favorece la aparición de conflictos o habéis empleado todos vuestros recursos para mejorar el ambiente familiar sin obtener lo que esperábais, es un buen momento para poneros en manos de un profesional. 
 
Esta terapia es útil en cualquier situación familiar que cause estrés, dolor, ira, conflictos... en sus miembros. Las situaciones que con frecuencia llevan a una familia a tomar la decisión de acudir a un profesional son las siguientes:
 
Crisis de pareja
 
Separación o divorcio
 
Abandono familiar
 
Crianza de los hijos (exceso o falta de disciplina)
 
Problemas en uno de los miembros (problemas con la alimentación, adicciones...) 
 
Enfermedad de un miembro de la familia
 
Procesos de duelo
 
Situaciones imprevistas con dificultad para adaptarse
 
Crisis de adolescencia
 
Emancipación de los hijos 
 
 
 
Hagamos de la familia el mejor hogar para crecer