Terapia sexual

Se considera un trastorno sexual cualquier tipo de impedimento que dificulte o imposibilite el goce de las relaciones sexuales, ya sea por causas orgánicas o psicológicas. 
 
Este tipo de problemas sexuales sin causa orgánica, es decir, de origen psicológico, son originados por una gran variedad de factores, como por ejemplo, haber tenido malas experiencias en el pasado, la existencia de problemas de pareja, entender el sexo desde un punto de vista poco adaptativo o poco realista...
 
 
Si crees tener algún problema en este ámbito o consideras que tu vida sexual no es todo lo placentera que te gustaría, esta terapia es la más indicada para ti o para vosotros. A continuación los problemas de índole sexual más frecuentes en terapia: 
 
Problemas con el deseo sexual 
    Bajo deseo sexual 
    Aversión al sexo (rechazo intenso y persistente a cualquier contacto sexual)
 
Problemas con respecto a la excitación sexual
    Problemas en la erección del hombre
    Problemas en la excitación de la mujer 
 
Trastornos del orgasmo
    Disfunción orgásmica femenina (incapacidad para alcanzar el orgasmo)
    Disfunción orgásmica masculina 
    Eyaculación precoz
 
Otras disfunciones sexuales 
 
Parafilias
    Fetichismo
    Voyeurismo
    Exhibicionismo
    Sadomasoquismo
    Zoofilia
    Otros
 
Adicción al sexo 
 
 
 
 
Quien quiere hacer algo encuentra un medio
Quien no quiere hacer nada encuentra una excusa