¿Conoces el Efecto Forer? ¿O es Forer quien te conoce a ti?

14.07.2015 12:33

¿Conoces el Efecto Forer? ¡porque Forer parece conocerte bien!

Existen muchas probabilidades de que esta descripción se ajuste bien a lo que crees ser. ¡Échale un ojo y reflexiona sobre cómo eres realmente!

“Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas”.

Es más, muy probablemente, esta descripción se adapte a cómo eres tú y a cómo soy yo. Y si se lo lees a la persona que tengas al lado también es posible que esta se sienta identificada.  

En el 48, Forer aplicó un test de personalidad a sus alumnos, entregándoles como resultado el texto que acabamos de leer, a todos el mismo. Los alumnos, que desconocían el experimento que su profesor estaba llevando a cabo, valoraron muy positivamente los resultados del cuestionario, sintiéndose la mayoría de ellos muy identificados con la descripción que se les había entregado.

Así empezó el Efecto Forer, el que podríamos definir como la tendencia de las personas a asumir una descripción, que valdría para mucha gente, como propia. Una descripción que parece concreta pero que es realmente generalista.

Otros autores que replicaron el experimento encontraron resultados muy similares. Incluso en algunos casos, tras aplicar el cuestionario de personalidad, se les entregaba a los alumnos dos resultados, el verdadero y este texto, para que ellos decidieran cual se ajustaba más a su personalidad, eligiendo muchos de ellos el texto falso.

Lo mejor de todo es que el texto que entregaba Forer procedía nada más y nada menos que de frases sueltas de diferentes horóscopos. Este hecho explica muy bien el efecto que algunas pseudociencias (tarot, astrología, parapsicología…) tienen en nosotros.
 

“Camina lento, no te apresures, que el único lugar a donde tienes que llegar es a ti mismo” Ortega y Gasset