EPOC- Pulmones y emociones

28.03.2015 13:39

  EPOC- 28 de marzo

Hoy, 28 de marzo, dedicamos un espacio a los pacientes de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, EPOC. 

Una enfermedad asociada principalmente al tabaco, aunque este no sea la única causa, si es la principal, siendo la mayor parte de los pacientes que lo padecen fumadores o ex fumadores. La EPOC es una enfermedad crónica, para la que aún no existe cura, pero que sí que cuenta con numerosas medidas para aliviar los síntomas e impedir que avance.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN le dan la mano a la EPOC

Los estudios muestran cómo las personas diagnosticadas de EPOC son más propensas a padecer estas dos alteraciones psicológicas.

¿Pulmones y emociones? ¿Cómo es eso?

La disnea consiste en la falta de aire para respirar y es el principal síntoma.

Se apunta a que este síntoma provoca en las personas que lo padecen la necesidad de reducir cada vez más el ejercicio físico, afectando, como es lógico, al estado emocional y a la vida social de la persona. Ver que nuestra vida cambia y que el viento no sopla a nuestro favor puede situarte en un círculo vicioso desfavorable para ti.

 

Prevenir y detectar temprano síntomas de depresión y ansiedad en pacientes de EPOC es importante en la medida en la que distintos estudios reflejan cómo las personas que padecen EPOC junto con alguna de las dos alteraciones emocionales tienen peor adherencia al tratamiento, mayor dificultad para seguir las indicaciones médicas, peor calidad de vida, mayor tasa de mortalidad, además de encontrarse más enfermos.

Estos mismos estudios sugieren que son muy pocos los pacientes que reciben tratamiento para mejorar la sintomatología emocional. ¿Si trabajando una parte de la enfermedad podemos contribuir a una mejora en general, por qué no hacerlo?

Cuando nos diagnostican una enfermedad médica, a veces, da la sensación de que llevamos colgada una etiqueta en la que va escrito el diagnóstico y el tratamiento médico  y ya no cabe nada más en esa etiqueta.

El tratamiento psicológico en pacientes de EPOC contribuye a un mejor manejo de las emociones, al cambio de hábitos que sabemos que necesitamos pero que no conseguimos iniciar o mantener en el tiempo, a la expresión de tus preocupaciones, a la mejora del patrón  respiratorio…